:::: MENU ::::

Tengo una clínica de fisioterapia, ¿necesito una página web?

Tengo una clínica de fisioterapia, ¿necesito una página web?
Desarrollo Web

Tengo una clínica de fisioterapia, ¿necesito una página web?

Podríamos resumir todo esto de una forma sencilla, recordando una frase muy típica de los últimos años: “Si no estás en Google, no existes”. Pero todavía son muchos los profesionales que dudan de la efectividad de una web. Tal vez tú seas uno o una de los profesionales que se han preguntado alguna vez lo siguiente: Tengo una clínica de fisioterapia, ¿necesito una página web?

Todos los negocios necesitan una página web, es una forma de tener un escaparate 24 horas abierto al público, los 365 días al año, un comercial más de tu negocio trabajando para que tu empresa se haga más conocida.

Soy fisioterapeuta y quiero diferenciarme

Pero hoy queremos centrarnos en los profesionales de la fisioterapia que, actualmente, además, son un sector muy tocado por el intrusismo y que una página web de calidad puede ayudarles a diferenciarse y a mostrar, en ese escaparate del que hablábamos, sus certificados profesionales, experiencia laboral y demás datos de interés que generan a un cliente la confianza suficiente para saber que tú si eres un profesional cualificado.

Como bien sabes, las páginas web se estructuran en secciones, dependiendo de cada necesidad y cada negocio será unas u otras pero, permítenos que insistamos, ¿necesitas una página web siendo fisioterapeuta?.

Una página web es sinónimo de fidelización y confianza

Imagínate que gente de los alrededores o del barrio donde tienes tu negocio puedan encontrarte al alcance de un clic buscando en google “fisioterapeuta Madrid Centro”, por poner un ejemplo.

Gracias a tu página web de clínica de fisioterapia, no solo aparecen tus datos de contacto o la dirección de tu local, según el tipo de página web que necesites o quieras desarrollar, tus pacientes podrán reservar cita de forma online contigo u otro compañero. Ver tus instalaciones, algo que al usuario le suele dar mucha confianza y que, en sectores como este, puede inclinar la balanza incluso más que el precio.

Además, puede encontrar comentarios y opiniones de otros pacientes de tu clínica de fisioterapia y conocer casi de primera mano el buen servicio que ofreces en tu clínica de fisioterapia.

Por otro lado, puedes escribir regularmente un blog con consejos y hábitos saludables para tus clientes que agradecerán de todo corazón toda la información que su fisio les comparta en su página web o en sus redes sociales, ya que seguramente para tus pacientes tú seas alguien con autoridad y de total confianza que, como decimos, recibirán con los brazos abiertos tus consejos de vida saludable y, por ejemplo, higiene postural.

Tal vez ahora, si te vuelves a preguntar: “Tengo una clínica de fisioterapia, ¿necesito una página web?”, tengas una respuesta más clara, claro que sí, la necesitas pero, sobre todo, hay alguien que necesita más que tú mismo tu página web, tus clientes fieles, los clientes por fidelizar y, mejor aún, los que todavía no son tus clientes pero que gracias a tu escaparate de servicios, terapias y rehabilitaciones online 24 horas al día lo serán muy pronto.

Deja de preguntarte si como fisioterapeuta necesitas o no tener una página web y ponte en marcha, tu negocio te lo agradecerá.

Una página web a medida de tus necesidades

En Exegesis Desarrollo Web estaremos encantados de ofrecerte un presupuesto sin compromiso de tu página web para una clínica de fisioterapia y estudiaremos tus necesidades y tu caso en concreto para ofrecerte, no sólo el mejor precio, sino la mejor tecnología para que optimices al máximo tus posibilidades de triunfar en Internet y que tu negocio sea viral.

Si ya has decidido crear tu página web para tu clínica de fisioterapia te sugerimos una nueva pregunta, ¿me cambio a un local más grande ya?.

Si trabajas tu web, si inviertes en tu negocio y posicionas tu página web pronto podrás empezar a buscar un local más grande para que todos tus clientes nuevos tengan su sitio en tu clínica.

¡¡Manos a la obra!!

Haz un comentario