:::: MENU ::::

Baterías de Portátiles: Lo que deberías saber

  • 09 oct 2014
  • 0
baterías de portátiles: lo que deberías saber
Tecnología

Baterías de Portátiles: Lo que deberías saber

Seguramente estés leyendo este artículo porque eres uno más de la gran mayoría de usuarios de portátiles que tienes un cuidado extremo con la batería del mismo. De la misma forma, seguramente, has oído una y mil veces aquello de… “no utilices tu portátil con la batería puesta y el cable enchufado” o “¿Te acabas de comprar un portátil? Ufff, ahora tienes que dejarlo cargando 24 horas antes de utilizarlo”.

Señoras y señores, por muy buen uso que le deis a las baterías de vuestros portátiles, irremediablemente, en un plazo, por lo general, de cuatro años, vuestras baterías habrán muerto o estarán próximas a hacerlo y todo lo anteriormente comentado no son más que, en su mayoría, leyendas urbanas.

Y, ahora, os preguntaréis ¿por qué las baterías acaban por dejar de funcionar? ¿Seguro que no hay ninguna forma de alargarles la vida?

Pues bien, las baterías, como casi cualquier aparato eléctrico, deja de funcionar porque tienen lo que se conoce como “vida útil”, en el caso concreto de las baterías, estas tienen un número limitado de ciclos de carga y descarga, es decir, una vez cubierto este número de ciclos, la batería deja de funcionar tal y como la conocíamos. Pensad en una pila normal y corriente de las que tenemos todos en nuestras casas, por ejemplo, en el mando de la televisión, estas pilas tienen unas horas de duración y, completadas esas horas, en unos casos tendrás la suerte de que te dure un poquito más o, en los peores casos, un poquito menos pero, finalmente, terminan por acabarse y a nadie le sorprende. Con las baterías de los portátiles pasa lo mismo, la diferencia es que son recargables y que, obviamente, su duración es mucho mayor que la de una pila.

Como es lógico, dependiendo de la calidad de vida que le des a las baterías de los portátiles, estas dilatarán más o menos su duración pero el final para todas es el mismo.

Como decíamos al principio, dentro de todos esos consejos de mantenimiento de una batería de portátil existen muchas leyendas urbanas que han sido heredadas de las antiguas baterías de níquel en las que, efectivamente, no dejarlas cargando 24 o 48 horas antes de su uso o hacerlas funcionar mientras se cargaban hacía que se estropearan.

Actualmente, todas la baterías de los portátiles son de litio lo que, añadido a nuevas medidas de control dentro de estas baterías, hacen que no sea incompatible el uso del cable y la batería al mismo tiempo o que pierdan calibración por enchufarlas y desenchufarlas sin haber hecho una carga completa.

Solo hay que tomar por importantes tres detalles para que nuestra batería del portátil se encuentre en mejores condiciones y nos dé una funcionalidad más completa.

Por un lado, alejarlas de zonas con humedad y no exponerlas a temperaturas elevadas, es un componente eléctrico y, como todos ellos, se resienten con estos factores, ¿pondrías tu televisión junto a una fuente de humedad?.

Por otro lado, dejar que una batería baje su carga por debajo del 20% o 15% hace que se resientan sus celdas y, por lo tanto, va perdiendo efectividad.

Por último, y esto está directamente relacionado con el punto anterior, si crees que durante una temporada no vas a hacer uso de la batería, antes de desconectarla y guardarla en un cajón, asegúrate de haberla dejado cargada al máximo porque, aunque muuuuuy despacio, esta se irá descargando y, puede ser, que cuando vuelvas a por ella este por debajo de ese 20% del que hablábamos.

 

Haz un comentario