:::: MENU ::::

Hamburguesa con sorpresa

  • 01 sep 2014
  • 0
hamburguesa con sorpresa
Publicidad, Redes Sociales

Hamburguesa con sorpresa

Las grandes marcas o grandes compañías, en muchos casos, tienen que arreglar, para limpiar su imagen, muchas fechorías que sus propios empleados hacen para fastidiar, o bien a sus jefes o para reírse de los clientes, debido a su falta de motivación en el trabajo.

El trabajo de los responsables de Marketing y Publicidad se encuentran, muchas veces, entre la espada y la pared cuando noticias totalmente irracionales sobre su marca saltan a la luz, llevando a cabo una denuncia de alguno de sus clientes bien sea por redes sociales, medios de comunicación o vía judicial.

Las redes sociales están sirviendo en los últimos años como medio para “denunciar” problemas que tienen los usuarios con las marcas o empresas, de esto nace la figura del Comunity Manager que calma los aires y negocia como solucionar el problema, derivando a la persona en concreto que gestionara el cambio, la devolución o el trámite.

Pero hoy venimos a contar, concretamente, uno de esos incidentes que nadie se explica, sucedido en Carolina del Norte entre una clienta y Mcdonald’s.

Para nosotros, sin duda, un gesto de mal gusto realizado por un empleado que seguramente no sepa ni lo que significan los actos de su pesada broma y, mucho menos, las consecuencias que podrían y que, de hecho, han tenido tanto para él, como para la cadena de comida rápida.

Cuando la clienta fue a comer su hamburguesa encontró que la mostaza dibujaba una esvástica. Un detalle, repetimos, de mal gusto y que denota una gran falta de respeto hacía todas aquellas personas que perdieron la vida en el pasado.

La clienta de McDonald’s decidió que para que esto no quedará sólo en una bronca en el local y que tuviera la repercusión que debía, llamó a la cadena de noticias WCTI para informar de lo acontecido.

Por supuesto, poco ha tardado McDonald’s en pedir disculpas públicamente, informando de la gravedad del desafortunado suceso y dejando constancia que el empleado que decidió llevar a cabo esta broma de mal gusto ha sido despedido para evitar que puedan repetirse hechos tan desagradables en un futuro.

La clienta asegura que una de las razones por las que decidió hacer público este acontecimiento es que es una fiel seguidora de la famosa cadena de comida rápida y se niega a que haya gente trabajando dentro de esta empresa faltando al respeto a sus clientes de esta forma.

Sin duda, una labor delicada la que llevan a cabo todas aquellas personas que dan la cara con el público y los medios de comunicación para subsanar los pequeños o grandes errores, en este caso en concreto, tan absurdos e innecesarios.

 

 

 

Haz un comentario