:::: MENU ::::

La página web, los pies y las manos de tu negocio.

  • 17 oct 2014
  • 0
business-15498_640
Desarrollo Web

La página web, los pies y las manos de tu negocio.

A veces con tener una página web no basta para tener éxito, al final como en todo, tu negocio siempre queda a expensas de la competencia que tenga, de las inversiones publicitarias y campañas de SEO que estas puedan desarrollar para su página web haciendo que se desmarquen en posicionamiento en los principales buscadores de Google.

Obviamente, es imposible controlar y parar las técnicas que tu competencia hace para ganar puestos, pero lo que si debes hacer tú es no abandonar tu página web.

Cuando decimos no abandonar tu página web lo decimos con toda la intención, pues muchas personas deciden empezar a desarrollar su página web y cuando se hace la entrega del proyecto y el cliente está satisfecho, se lo enseña a un par de amigos, lo incluye en las firmas de su correo electrónico corporativo y en sus tarjetas de visitas y listo. Eso sí, periódicamente entra a su Google Analitycs para revisar y analizar el impacto que tiene en los usuarios y en la red su página web y se lleva las manos a la cabeza al ver que con suerte tiene tres visitas al día.

Este es un problema más común de lo que muchas personas pueden creer, pero lo que está claro es que posicionar tu página web en los principales buscadores de internet y además vender productos si es el caso de una tienda online o vender servicios en otros casos es totalmente imposible si tu no empujas a tu página web.

Por ello, es importante que cuando el técnico o el equipo de tu proveedor de servicios web se pone en contacto contigo para ofrecerte alguna nueva modificación recomendada para tu web que reflexiones sobre ella ya que la tecnología es como un desfile de moda en el que las modelos no tienen prisa, antes de acabar la pasarela ese conjunto ya está pasado de moda.

Es importante que tu página web se encuentre actualizada periódicamente, que trabajes en tu blog de forma habitual y que generes siempre contenido para avisar a Google que tú no eres otra de esas páginas web abandonadas que circulan por la red.

Todo proyecto requiere una parte grande de ilusión, por eso, tu página web necesita que deposites en ella ilusión y trabajo, una página web abandonada es un símil a lo que conocemos de un perrito abandonado, es mucho más agradecido ante cualquier caricia, con las páginas web pasa lo mismo, son muy agradecidas ante cualquier atención que llega desde su dueño.

Si sigues estos pasos, pronto tu página web se convertirá en los pies y las manos de tu negocio.

Haz un comentario