:::: MENU ::::

Los errores de las redes sociales

  • 03 jul 2014
  • 0
errores en redes sociales
Redes Sociales

Los errores de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una nueva forma de vida en la que estar conectados unos con otros, mantenerse al día de todo lo que sucede alrededor del mundo minuto a minuto, un lugar para hacer un paréntesis en las rutinas del día y, para muchos, una fuente de cotilleos.

Las redes sociales, además, se han constituido como un arma de marketing perfectas para las empresas por la rápida propagación que estas tienen. El problema es que esta arma es de doble filo y si no se miden bien las acciones realizadas, las consecuencias pueden ser devastadoras.

Por ello, hoy, os traemos algunas anécdotas ocurridas en Twitter que han trascendido más de lo que se esperaba y, por desgracia, con unos resultados bien distintos a los ideales.

En nuestro puesto número uno de las cinco meteduras de pata más sonadas de los últimos tiempos se encuentra la de la compañía KitchenAid, empresa americana dedicada a la venta de electrodomésticos. Se trata de un error muy común cuando alguien utiliza la cuenta de la empresa y la personal de manera simultánea. El error cometido fue cuando Barack Obama nombró en su primer debate presidencial a su abuela, recientemente fallecida y la empresa KitchenAid publicó  en Twitter un mensaje cuya traducción viene a decir algo así como: “Hasta la abuela de Obama sabía que no iba a ser bueno y murió 3 días antes de que se convirtiera en presidente”

El puesto número dos se lo hemos reservado a una de las GRANDES empresas, McDonalds. Es un claro ejemplo de que lo que tu pienses de tu propia marca no tiene por qué ser un pensamiento generalizado y, como se suele decir, el tiro te puede salir por la culata. McDonalds creó el hashtag patrocinado “#McDStories” con el objetivo de que en él se pudiera contar historias vividas en un restaurante McDonalds. Consiguieron ser trending topic a la velocidad de la luz, eso sí, ninguna de las historias contadas por los usuarios dejaban en buen lugar a la cadena de restaurantes, consiguiendo justo el efecto contrario al que deseaban.

Otro tweet al que podríamos llamar inoportuno es el que ocupa el puesto número tres de nuestro ranking. ¿El error? Utilizar tweets programados sin tener en cuenta que el mundo puede cambiar en una fracción de segundo, eso y una buena carga de mala suerte. ¿Recordáis al joven de 24 años mató a tiros a más de 60 personas en un cine en Estados Unidos? Pues bien, mientras se realizaba este crimen, la empresa American Rifleman publicaba en su tweet un mensaje que daba los buenos días a los tiradores americanos, deseándoles un feliz viernes y preguntando por los planes para el fin de semana.

Para el puesto número cuatro hemos querido incluir a una de las grandes empresas del mundo, Pepsi, para que podáis ver que los grandes también caen. La moraleja: el humor no es un don otorgado a todo el mundo. La división sueca de la compañía quiso apoyar a la selección de Suecia en el mundial de Brasil en su partido contra Portugal, para ello publicaron fotos en Facebook de un muñeco de vudú que representaba a Cristiano Ronaldo con el eslogan “Pasaremos por encima de Portugal”. El resultado fue un grupo en Facebook anti-Pepsi con más de cien mil seguidores en menos de 24 horas, por supuesto, les tocó pedir disculpas.

Y, para el último patinazo del ranking, el grave error de delegar las cuentas de redes sociales sin ningún tipo de supervisión. La cadena de música HMV despidió a más de sesenta empleados por su situación de quiebra, entre ellos, se encontraba el encargado en ese momento de la cuenta de Twitter de HMV. Este, usando los accesos que tenía, sacó a la luz todos los trapos sucios de la compañía hasta que está retomo el control de los accesos.

Errar es de humanos, eso está claro, hasta los más grandes cometen gravísimos errores. Nuestro consejo desde Exegesis es que cuando pasan cosas como las que hemos contado, lo mejor para tener un plan B es contar con un equipo de profesionales del marketing y la comunicación para poder subsanar lo más rápido posible este tipo de fallos.

 

Haz un comentario